Hallazgos de neuroimagen relacionados a COVID-19: una señal de complicaciones tromboembólicas y un fuerte marcador de mal pronóstico

¿Existe una relación entre los hallazgos de neuroimagen y el mal pronóstico en pacientes con COVID-19?

RECOLECCIÓN: EDUARDO ANDRÉS ROMÁN CATAÑA
REDACCIÓN:
MARÍA PAZ LASSO CISNEROS, MD. 
EDICIÓN: JOSÉ EDUARDO LEÓN-ROJAS, MD. M.Sc. – ADVANCED NEUROIMAGING
APROBACIÓN:
RAÚL PUENTE, MD. Esp. – RADIO-ONGOLOGÍA 

Department of Radiology, New York University Langone Health, New York, NY, United States of America

19 de mayo de 2020

  • De 3218 pacientes, solo 454 se realizaron estudios de neuroimagen. Al ser un estudio retrospectivo, la razón de la solicitud de neuroimagen en cada paciente es variada; interesantemente en el 25.5% la razón fue caída o trauma.

    • Los autores no comparten el porcentaje de estos pacientes que tuvieron hemorragias cerebrales. Este grupo puede estar dentro de lo que reportan como Ictus Hemorrágico aumentando erróneamente la incidencia de este en los pacientes con COVID19

  • Adicionalmente, reportan que el 66.5% de los pacientes con ictus hemorrágico estaba recibiendo terapia de anticoagulación, el cual es un importante factor confundidor, ya que desconocemos si la causa del ictus hemorrágico es la COVID19 o la anticoagulación.

  • Finalmente, los autores mencionan varias limitaciones importantes en cuanto a la toma de neuroimagen y valoraciones neurológicas en pacientes COVID19 en general, como lo son: la necesidad de aislamiento de contacto y el estado crítico del paciente dificultan la realización imágenes especializadas como Resonancia Magnética (RMN), la presencia de síntomas neurológicos como delirio pueden o no asociarse a cambios en neuroimagen y la sedación en pacientes críticos dificulta la valoración neurológica.

El presente estudio resalta la importancia considerar como posible complicación de COVID-19 a la enfermedad cerebrovascular aguda, lo cual puede evidenciarse a través de estudios de neuroimagen (TC de cráneo). De estar presente este hallazgo, se debe considerar que es un marcador de mal pronóstico y que conlleva un alto riesgo de mortalidad.

El accidente cerebrovascular agudo es el hallazgo de neuroimagen más común en pacientes hospitalizados por COVID-19. La detección de este hallazgo es un fuerte marcador de mal pronóstico. Además, existe un uso limitado de estudios de neuroimagen en pacientes con COVID-19 debido a las limitaciones logísticas antes descritas.

Estudio de cohortes. Recolección retrospectiva de datos clínicos (edad, índice de masa corporal, hipertensión) y de imagen (TC cráneo 81.8%, Angio-TC de cabeza y cuello 4.7%, TC de perfusión 2%, RMN cerebral 6.7%, RMN de columna 1.7%) de registros médicos electrónicos de pacientes hospitalizados por COVID-19 positivo (RT-PCR positiva en muestras de hisopado nasofaríngeo u orofaríngeo) desde el 1 de marzo al 13 de abril de 2020 en 3 hospitales de Nueva York, EEUU. Este estudio fue aprobado por la Junta de Revisión Institucional de la Facultad de Medicina Grossman de la NYU, que otorgó una exención al consentimiento informado y una exención a la Ley de Privacidad y Portabilidad de la Información de Salud. Se investigó la incidencia, los hallazgos en neuroimagen y su papel en el pronóstico de pacientes hospitalizados con COVID-19. Se utilizó estadísticas descriptivas para caracterizar la cohorte y se usó la prueba t de Student para comparar las medias de edad. Se aplicó un modelo de regresión logística (LR) multivariable por edad, índice de masa corporal e hipertensión en un subgrupo de 2894 pacientes para evaluar el riesgo de mortalidad conferido por hallazgos positivos de neuroimagen. Cuatro neurorradiólogos evaluaron todos los estudios incluidos para identificar hallazgos relacionados con COVID-19. Cualquier desacuerdo se resolvió por consenso entre los mismos. El hallazgo más común en estudios de neuroimagen fue el accidente cerebrovascular agudo, presente en el 92.5% de los pacientes con estudios de neuroimagen positivos y en el 1.1% de los pacientes hospitalizados con COVID-19. Después de realizar el ajuste por edad, IMC e hipertensión; los pacientes con COVID-19 con hallazgos de neuroimagen compatibles con accidente cerebrovascular isquémico o hemorrágico agudo tuvieron un mayor riesgo de mortalidad en comparación con aquellos pacientes sin estudios de neuroimagen (OR 6.02, IC 95% 2.6-15.6, P <0.001).

Número: 3218 pacientes.

Grupos: 454 con estudios de neuroimagen (38 con neuroimagen positiva, 416 con neuroimagen negativa), 2764 sin estudios de neuroimagen.

Pérdida en el seguimiento: De los 38 pacientes con neuroimagen positiva, 16 pacientes fallecieron durante la hospitalización.

1 de marzo al 13 de abril del 2020

  • De los 454 pacientes que se sometieron a neuroimagen, 38 (8.4%) tuvieron hallazgos positivos (1.2% de los pacientes hospitalizados por COVID-19). De estos 38 pacientes, el 68.5% tuvo accidente cerebrovascular isquémico tromboembólico y el 24% accidente cerebrovascular hemorrágico. En el 63%, los signos de accidente cerebrovascular agudo fueron la manifestación inicial de COVID-19 (65% de los accidentes cerebrovasculares isquémicos y 44.5% de los accidentes cerebrovasculares hemorrágicos). El 66.5% de los accidentes cerebrovasculares hemorrágicos ocurrieron durante terapia anticoagulante. Un paciente (2.5%) mostró hallazgos de encefalitis y dos pacientes (5%) hallazgos de lesión anóxica-hipóxica.

  • Los 454 pacientes que se sometieron a estudios de neuroimagen eran en promedio mayores que los 2687 pacientes que no se sometieron a estudios de neuroimagen (edad media 71 años frente a 62 años, p <0.0001), además tenían un IMC más bajo y tasas más altas de hipertensión. Sin embargo, los pacientes con estudios de neuroimagen positivos fueron en promedio más jóvenes que los pacientes con estudios de neuroimagen negativos (edad media 66 años frente a 75 años, p=0.03).

  • El hallazgo más común en estudios de neuroimagen fue el accidente cerebrovascular agudo, presente en el 92.5% de los pacientes con estudios de neuroimagen positivos y en el 1.1% de los pacientes hospitalizados con COVID-19.

  • Después de realizar el ajuste por edad, IMC e hipertensión; los pacientes con COVID-19 con hallazgos de neuroimagen compatibles con accidente cerebrovascular isquémico o hemorrágico agudo tuvieron un mayor riesgo de mortalidad en comparación con aquellos pacientes sin estudios de neuroimagen (OR 6.02, IC 95% 2.6-15.6, P <0.001).

Resultado principal: Hallazgos de neuroimagen en pacientes con COVID-19.

Resultados secundarios: Riesgo de mortalidad en pacientes COVID-19 con hallazgos de neuroimagen positivos.

Pruebas estadísticas utilizadas: Prueba T de Student

Jain R, Young M, Dogra S, Kennedy H, Nguyen V, Jones S, et al. COVID-19 related neuroimaging findings: A signal of thromboembolic complications and a strong prognostic marker of poor patient outcome. J Neurol Sci [Internet]. 2020;414(May):116923. Available from: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/32447193

¿Quieres saber cómo se encontró este artículo?

Revisa el Protocolo Metodológico de COVID19EC que se encuentra en la página principal 

Comparte la Píldora de Información