Equipo de Protección Personal para prevenir enfermedades altamente infecciosas debido a exposición a fluidos corporales contaminados en profesionales de la salud (Revisión Cochrane)

¿Qué tipo de equipo de protección personal y qué método de colocación y retiro de este tienen el menor riesgo de contaminación por agentes altamente infecciosos en el personal de salud?

RECOLECCIÓN: WASHINGTON ALEJANDRO BATALLAS TITUAÑA
REDACCIÓN:
DRA. MARÍA PAZ LASSO CISNEROS, MD.
EDICIÓN: DR. JOSÉ EDUARDO LEÓN-ROJAS, MD. M.Sc.
APROBACIÓN:
DRA. SONIA BALSECA ARELLANO, MD. M.Sc. SSA – SALUD OCUPACIONAL

Cochrane Work Review Group, Academic Medical Center, University of Amsterdam, Amsterdam, Netherlands 

15 de mayo de 2020 

  • El artículo menciona que la evidencia es baja ya que las conclusiones de este se basan en dos estudios con muestras pequeñas de pacientes y riesgo de sesgos, por lo que es necesario la realización de estudios controlados aleatorizados con muestras mayores (más de 60 personas) para poder detectar una relación de riesgo relativamente grande de 0.5 con una tasa de contaminación del grupo control grande de 0.7, suponiendo que α = 0.05 y β = 0.80.  

  • Además, en lugar de simulaciones se necesita un seguimiento prospectivo del personal de salud expuesto a agentes altamente infecciosos, con un riguroso registro del uso de prendas de protección personal (EPP) para valorar el riesgo de infección y obtener resultados reales y significativos.  Por último, se menciona que se necesita también de más estudios controlados aleatorizados para definir qué métodos de capacitación aumentan el cumplimiento de los protocolos de EPP por parte del personal de salud.  

Los resultados de esta revisión se pueden aplicar a Ecuador ya que los equipos de protección personal son accesibles económicamente en el país, y es necesario conocer los estándares de calidad, la técnica correcta de colocación y retiro de estos, y la manera más eficaz de entrenar al personal de salud para un uso adecuado del equipo de protección personal a largo plazo. El GRUPO COVID19EC sugiere, al médico que se encuentra en el ambiente hospitalario, el conocer estas técnicas de manejo de los EPP, el reconocer el equipo adecuado y utilizar las técnicas necesarias para asegurar su máximo funcionamiento. Adicionalmente, en las unidades de salud se deberían realizar capacitaciones acerca de este tema, para asegurar que todos los implicados en el manejo del paciente tengan las habilidades y destrezas necesarias para protegerse a sí mismos y al resto de la comunidad hospitalaria. 

Los resultados son fácilmente aplicables, si bien no siempre se cuenta con todos los equipos de protección personal necesarios para el personal de salud. Se recomienda seguir las pautas del CDC para la colocación del EPP, uso de doble guante, retiro de bata y guantes en un solo paso, y capacitación de forma activa y dinámica del personal de salud para disminuir el riesgo de contaminación por agentes altamente infecciosos. Sin embargo, las recomendaciones estan sujetas a cambios ya que en la revisión se menciona que se necesita más estudios controlados aleatorizados con muestras de mayor tamaño para realizar recomendaciones significativas.  

El Grupo Cochrane realizó una revisión sistemática utilizando las bases de datos CENTRAL, MEDLINE, Embase y CINAHL hasta marzo del 2020; se incluyeron todos los estudios controlados prospectivos o retrospectivos, estudios de casos y controles , estudios controlados prospectivos aleatorizados y no aleatorizados que evaluaran el efecto del correcto uso de equipos de protección personal (EPP) de cuerpo completo en la reducción del riesgo de infección por agentes altamente infecciosos, así como también la técnica adecuada de colocación o retiro de los mismos, y qué métodos de capacitación aumentan el cumplimiento de los protocolos de PPE por parte del personal de salud. En los estudios de simulación, los participantes fueron voluntarios o personal de salud que utilizaron EPP diseñado para agentes altamente infecciosos. En los estudios de campo, los participantes fueron personal de salud expuestos a secreciones contaminadas con agentes altamente infecciosos. Se excluyeron los estudios no controlados, sin grupos control, sin exposición a agentes altamente infecciosos, series de casos, valoración de solo una pieza de EPP sin descripción de tasas de infección o resultados de cumplimiento, estudios de simulación sin grupo control, duplicados y los realizados en personal de laboratorio. Se valoró el nivel de contaminación de la piel o la ropa a través de marcadores fluorescentes o microorganismos inofensivos. No se mencionó cómo se recolectaron los pacientes de las muestras.  

Número: 24 estudios con 2278 participantes; de estos 14 fueron ensayos controlados aleatorizados, 1 fue ensayo controlado cuasi-aleatorizado, y 9 tuvieron un diseño no aleatorizado.  

Grupos: 8 estudios compararon los tipos de EPP; 6 estudios evaluaron los EPP adaptados; 8 estudios valoraron la técnica correcta de colocación y retiro de los EPP, y 3 estudios evaluaron los tipos de capacitación dirigida al personal de salud.  

18 estudios utilizaron una exposición simulada usando marcadores fluorescentes o microorganismos inofensivos.   

Pérdida en el seguimiento: N/A 

50 meses (enero del 2016 a marzo del 2020) 

Tipos de EPP: 

  • El uso de un respirador eléctrico purificador de aire con overol puede proteger mejor contra el riesgo de contaminación que una mascarilla N95 y una bata (RR 0.27, IC del 95%: 0.17 a 0.43) pero la colocación es más difícil (incumplimiento: RR 7.5, IC 95% 1.81 a 31.1). 

  • Los EPP hechos de material más transpirable pueden conducir a un número similar de contaminación en comparación con material impermeable (DM 1.60, IC 95% −0.15 a 3.35), pero puede tener una mayor satisfacción del usuario (DM −0.46, IC 95% −0.84 a −0.08). 

  • Las modificaciones en el diseño de los EPP pueden conducir a una menor contaminación que los EPP estándar 

  • La combinación de bata sellada y guantes (RR 0.27, IC del 95%: 0.09 a 0.78). 

  • Una bata más ajustada alrededor del cuello, muñecas y manos (RR 0.08, 95% CI 0.01 a 0.55). 

  • Una mejor cobertura de la interfaz de la bata-muñeca (RR 0.45, IC 95% 0.26 a 0.78, evidencia baja). 

  • Colocación de pestañas adicionales para facilitar la manipulación de mascarillas (RR 0.33, IC 95% 0.14 a 0,80) o guantes (RR 0,22; IC del 95%: 0,15 a 0,31).  

Técnicas de colocación y retiro de EPP: 

  • Seguir las recomendaciones del CDC (Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades) reduce el riesgo de contaminación que no seguir ninguna recomendación (MD −5.44, IC del 95%: −7.43 a −3.45). 

  • El retiro de los guantes y la bata en un solo paso disminuye el riesgo de contaminación  (RR 0,20; IC del 95%: 0,05 a 0,77) en comparación con la remoción por separado.  

  • Utilizar doble guante disminuye el riesgo de contaminación en comparación con el uso de un solo guante (RR 0,34; IC del 95%: 0,17 a 0,66) 

  • Las instrucciones por vía verbal al colocarse los EPP disminuyen el riesgo de contaminación (MD −5, IC 95% −8.08 a −1.92) y conduce a menos errores (MD −0.9, IC 95% −1.4 a −0.4) 

  • Desinfectar de manera adicional los guantes con amonio cuaternario o lejía antes de colocarse disminuye el riesgo de contaminación, no así el desinfectante a base de alcohol.  

Entrenamiento del personal de salud: 

  • La simulación en una computadora conduce a menos errores en la colocación de los EPP (MD −1.2, IC 95% −1.6 a −0.7) . 

  • El uso de video conferencias que indique cómo colocarse de manera adecuada los EPP mejoran las habilidades del personal de salud en comparación a una conferencia tradicional (MD 30.70, IC 95% 20.14 a 41.26). 

  • Proporcionar de manera presencial instrucciones sobre la colocación correcta de los EPP reduce el incumplimiento por parte del personal de salud en comparación al uso de documentos o videos (cociente de probabilidad 0,45, IC del 95%: 0,21 a 0,98). 

Resultado principal: Evaluar la contaminación de la piel o la ropa, medida a través de marcadores fluorescentes, luz UV o microorganismos inofensivos al no utilizar el tipo y la técnica de colocación adecuada de EPP. 

Resultados secundarios:  

  • Evaluación de comodidad y conveniencia del EPP informada por el usuario. 
  • Costos o uso de recursos. 
  • Tiempo para colocarse y retirarse el EPP. 

Verbeek JH, Rajamaki B, Ijaz S, Sauni R, Toomey E, Blackwood B, et al. Personal protective equipment for preventing highly infectious diseases due to  exposure to contaminated body fluids in healthcare staff. Cochrane database Syst Rev. 2020 May;5:CD011621. 

¿Quieres saber cómo se encontró este artículo?

Revisa el Protocolo Metodológico de COVID19EC que se encuentra en la página principal 

Comparte la Píldora de Información