Epidemiología

EPIDEMIOLOGÍA

 

REDACCIÓN: CUEVA-CASTAÑEDA, E
MONCAYO-WASIELESKA, F. RESTREPO-RODAS, G.

EDICIÓN: MOLINA, C. MD. OB&GYN

 

INFORMACIÓN ESENCIAL
  • Hasta noviembre se han reportado más de 85.000 casos en China, desde los primeros casos reportados a finales del 2019 en Wuhan. El pico epidémico en este país fue registrado por la OMS a finales de enero e inicios de febrero del 2020 con una disminución significativa de casos para inicios de marzo (1).

  • De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, hasta el 2 de noviembre se reportan globalmente 46,840,783 de casos presentes en todos los contienes. Se puede observar (Fig.1) una mayor cifra de infectados en América seguido por Europa (2).

  • La Universidad de John Hopkins en Estados Unidos ha creado un mapa interactivo que registra los casos de todo el mundo.

  • La información epidemiológica del virus es limitada por lo que a continuación se expondrán datos del primer país que reportó casos, del país con mayor cantidad de casos y del Ecuador.

    • China

      • El Dr. Zunyou Wu del Centro de Prevención y Control de Enfermedades de China reportó varios datos epidemiológicos del virus (2).

        • El COVID-19 tiene una presentación más severa en adultos mayores, no tiene predominancia por ningún sexo (2).

        • El tiempo medio desde la exposición hasta presentar síntomas es de 5 a 6 días (2).

        • La infección completamente asintomática ocurre en <1% de casos (2).

          • La mayoría de pacientes presenta al menos un síntoma inespecífico y no lo relacionan con el virus.

        • El análisis virológico sugiere que los pacientes pueden excretar el virus 1-2 días antes de que aparezcan los síntomas (2).

      • Estados Unidos:

        • La mayoría de muertes por COVID-19 se han provocado en adultos mayores a 85 años (de 10 al 27% de muertes por COVID-19), seguidos de 3 a 11% en adultos de 65 a 84 años (3).

        • Pacientes >65 años representan el 31% de casos positivos de COVID-19, así como 45% de hospitalizaciones, 53% de admisiones a UCI y 80% de mortalidad por la infección (3).

        • En pacientes de 18 a 65 años el 93% presentará fiebre, tos y/o disnea y el 33% será hospitalizado (4).

        • De 149.082 casos confirmados en los que se conocía la edad de los pacientes, desde el 12 de febrero hasta el 2 de abril, se encontró que solo el 1.7% de casos involucraba a menores de 18 años (4).

      • Ecuador:

        • Hasta el 02 de noviembre del 2020, el Ministerio de Salud Pública del Ecuador ha reportado (5):

          • 562 casos confirmados

          • 380 personas fallecidas

          • 849 casos descartados

          • 476 casos con alta hospitalaria

        • De los 169.562 casos confirmados (5)

          • 33 % de casos son pacientes de 30 a 39 años

          • 27 % de casos son pacientes de 20 a 29 años

          • 22 % de casos son de 50 a 64 años

          • 22 % de casos son de 40 de 49 años

          • 10 % de casos son mayores a 65 años

        • De los 7257 casos confirmados (5)

          • 51,55% pacientes masculinos

          • 48,45% pacientes femeninos

  • La capacidad de transmisión de un virus se estima a partir del número reproductivo básico (R0). Al momento existe controversia sobre el verdadero R0 del COVID-19, sin embargo, la OMS reportó un R0 de 2-2.5 en análisis de datos obtenidos en la misión conjunta de China (6).

  • El COVID-19 ha presentado dos modos de transmisión: transmisión directa e indirecta (7).

  • La transmisión directa se produce de persona a persona a través de gotas respiratorias (partículas >5-10 μm en diámetro) (7).

    • La transmisión por gotas ocurre cuando las partículas infectadas de una persona llegan a las mucosas o conjuntivas de otra persona que se encuentra dentro de un metro de distancia (7).

  • La transmisión indirecta se produce por fómites; cuando una persona toca una superficie infectada y posteriormente toca sus ojos, nariz o boca (7).

¿Hay transmisión aérea?

  • La transmisión aérea se diferencia de la transmisión por gotas, debido a que involucra a partículas menores a 5 μm de diámetro, puede permanecer en el aire por periodos de tiempo prolongados, y puede transmitirse a más de un metro de distancia (7).

    • La transmisión aérea puede suceder en circunstancias específicas en los que procedimientos o tratamientos de soporte generan aerosoles (7).

  • Estudios relevantes:

    • En un análisis de 75.465 casos de COVID-19 en China no se reportó transmisión aérea (8).

    • Estudios experimentales recientes han reportado la persistencia del COVID-19 en partículas de aerosol hasta tres horas (9), sin embargo, el nebulizador utilizado no reproduce la tos humana normal. Adicionalmente al ser un aerosol generado experimentalmente, no se refleja el entorno clínico en el que se pueden producir aerosoles.

    • Se ha informado la ausencia de ARN del virus en muestras tomadas del aire en varios estudios (8,10). La OMS recalca la importancia de recordar que la detección de ARN mediante PCR en muestras ambientales no significa que contengan virus vivos capaces de contagiar (7).

    • Es necesario realizar más estudios para determinar la presencia de virus vivos en el aire y su función en la transmisión (7).

  • El CDC ha recomendado maximizar las precauciones para evitar la transmisión aérea en cualquier situación de atención a pacientes con COVID-19. Sin embargo, la OMS continúa recomendando precauciones para evitar la transmisión a través de partículas y solo en situaciones específicas, precauciones para transmisión aérea (7).

  • Se ha detectado RNA de SARS-CoV2 en sangre y heces, sin embargo, la transmisión fecal-oral no parece ser de importancia significativa (1). No obstante, un estudio publicado en el Journal of Gastroenterology demostró que la presencia ARN de SARS-CoV2 en heces tiene importancia diagnóstica, ya que el material vírico se mantiene durante más tiempo en materia fecal y permitiría descartar falsos positivos en las pruebas de hisopados faríngeos. Además, las pruebas fecales podrían servir como pruebas diagnósticas en pacientes asintomáticos, pacientes pediátricos y pacientes en los cuales es difícil obtener una muestra de tracto respiratorio superior (11).

  • El intervalo durante el cual un individuo con COVID-19 es infeccioso es incierto. La OMS ha resumido los hallazgos de posible transmisión en pacientes sintomáticos, pre-sintomáticos y asintomáticos (12).

    • Transmisión Sintomática

      • La transmisión sintomática se define como la transmisión de una persona que presenta signos y síntomas compatibles con COVID-19 a otra persona (12).

        • Estudios epidemiológicos y virológicos han demostrado que la transmisión por gotas y fómites relacionados con personas sintomáticas es la ruta principal de transmisión (13).

        • Varios estudios han evidenciado que hay mayor eliminación del virus en el tracto respiratorio superior, en la etapa inicial de la enfermedad (8).

      • Transmisión Pre-sintomática

        • El periodo de incubación dura en promedio 5-6 días, pero puede llegar hasta 14 días (14).

        • Se han publicado estudios que documentan la transmisión pre-sintomática, lo que es soportado por el hecho que algunas personas pueden tener una prueba diagnóstica positiva de 1 a 3 días antes de desarrollar síntomas. Por lo tanto, sí es posible la transmisión pre-sintomática (15).

      • Transmisión Asintomática

        • Hasta el 2 de abril del 2020, la OMS reporta que no se ha documentado casos de transmisión asintomática, sin embargo, esto no excluye la posibilidad de que si ocurra (12).

      • La duración de la secreción viral por gotas es variable, parece haber un rango amplio dependiente de la severidad de la infección. Un estudio de 137 pacientes que sobrevivieron al COVID-19, mostró un promedio de secreción viral de muestras orofaríngeas de 20 días.

  • En pacientes que han sido infectados se induce la producción de anticuerpos de los cuales algunos parecen ser protectores. Se desconoce si todos los pacientes infectados tienen una respuesta inmune protectora y cuánto durará cualquier efecto protector (1).
  • Para más detalles sobre pruebas de laboratorio que muestren inmunidad, referirse a la sección de Diagnóstico

Es necesario expandir actividades de salud pública para elucidar la epidemiología del virus y poder caracterizar su potencial impacto social (16).

  • Se ha observado que pacientes con sobrepeso definido por un IMC superior a 25kg/m2, y pacientes obesos definido por un IMC superior a 30kg/m2, presentan una enfermedad más severa por COVID-19 (17). Eventualmente, personas que utilicen dexametasona, un glucocorticoide que ha sido propuesto como un medicamento útil para casos severos de COVID-19, por iniciativa propia y sin supervisión médica podrían presentar un aumento de peso, lo cual los haría un grupo de riesgo(18).

  • Un mal estilo de vida (inactividad física, tabaquismo, índice de masa corporal elevado) se asocia con un mayor riesgo de tener enfermedad severa por COVID-19(19).

    • De los tres factores antes mencionados, el factor atribuible a la población más importante fue el peso elevado con 4%, seguido de tabaquismo con 13.3% y actividad física con 8.6%(19)

  • El riesgo de contagio aumenta a medida que aumenta la edad, con un riesgo mayor de 9.9 veces en mayores de 60 años vs menores de 30 años (153.8 vs 15.5 por millón p: <0.001)(20).

  • El riesgo de contagio fue mayor en mujeres entre los 50-69 años (20).

  • En una muestra muy representativa se determinó que las mujeres tienen más riesgo de contagio por COVID-19 (63.9 vs 60.5 por millón de personas p menor a 0.05), pero menor riesgo de enfermedad severa OR 0.80 (0.77-0.83) p ˂00001; y menor tasa de fatalidad que los hombres (OR 0·53 (0·49─0·57) p˂ .001 (20).

  • Las etnias negra y asiática del sur se asocian a un mayor riesgo de infección por SARS-CoV 2 (21). 

    • La desventaja socioeconómica se asoció a un mayor riesgo de tener una prueba diagnóstica positiva y de ser hospitalizado por SARS-CoV 2 (21).

  • Los grupos latinos y de raza negra tienen mayores enfermedades cardiometabólicas y, por ende, mayor riesgo de un mal desenlace (22)

    • Etnias y fallecimiento: 41% en raza negra, 38% en latinos, 47% en raza blanca(22)

  • Un estudio en Alemania compara el impacto de 3 diferentes estrategias de aislamiento siendo estas

    1. Cancelación de eventos públicos, cierre de escuelas, guarderías y la mayoría de negocios

    2. Prohibición de contacto estricta

    3. Cierre de todos los negocios no esenciales.

Este estudio demostró que solo la prohibición de contacto estricto y cierre de todos los negocios no esenciales logró disminuir la tasa de propagación a 0,15-0,09 y aplanar la curva de contagios significativamente hasta una curva lineal (23).

  • Un estudio realizado en Lima, Perú sobre los cambios en la curva de contagios después de la implementación de medidas de distanciamiento social demostró que la curva pasó de tener un crecimiento exponencial a uno lineal (24).

  • Un estudio realizado en conjunto con la Universidad de Harvard y la Universidad Nacional de Cheng Kung en Taiwán demostró que ciertas profesiones tienen mayor probabilidad de contagiarse de COVID-19. En el estudio se determinó que estas profesiones fueron: personal de la salud con 22% de probabilidad, seguidos por los choferes y vendedores con 18% ambas profesiones (25).

  • A pesar de lo mencionado anteriormente la ausencia de sintomatología no es un criterio suficientemente fuerte como para concluir el periodo de aislamiento y recomiendan la recolección de múltiples muestras de diferente origen (nasofaríngeas, esputo, heces) de pacientes convalecientes para confirmar el aclaramiento del virus (26).

  • Se aplicó un cuestionario en Ecuador que recogió datos del conocimiento de 2399 ecuatorianos, de los cuales 888 eran hombres, 1491 mujeres y 8 otros. Se adquirió datos demográficos sobre edad, educación, estado marital, ocupación y residencia.

  • El cuestionario contenía preguntas que revisaban el uso correcto de medidas de protección (por ejemplo el uso de mascarillas o tratar de evitar lugares con alta densidad de personas) y preguntas sobre la actitud de las personas frente a esta pandemia. El cuestionario fue basado en un estudio realizado por Zhong et al en China, donde se obtuvo un resultado de 90% de preguntas respondidas correctamente.

  • En comparación, la aplicación de un cuestionario similar en Ecuador obtuvo un 82,3% de respuestas respondidas correctamente. Se observó que los mayores errores se encontraron en las preguntas sobre la transmisión zoonótica, la efectividad de las mascarillas como medida de prevención, y diferenciación de síntomas de COVID-19 y un resfriado común. Además, se observó que los participantes se mostraron menos optimistas sobre los temas de control de la pandemia y la habilidad de Ecuador para vencer la situación actual.

  • A través de este estudio se pudo concluir que la población masculina, joven, soltera y desempleada es la menos propensa a seguir lineamientos para la prevención de contagios. Se asocia que la gente desempleada cumple menos las medidas de prevención por la necesidad de ganar un sueldo diario que permita sobrevivir a la pandemia, por lo tanto se debería tomar en cuenta esto para poder ofrecer ayuda a esta población de riesgo con el fin de controlar la pandemia.(22)

  • Durante la pandemia se ha observado un aumento en las teorías de conspiración sobre el origen del COVID-19. Para determinar la relación entre estas creencias y su impacto en la salud mental de las personas se tomó un grupo de 252 personales de salud, de este grupo 61 personas manifestaron su creencia de que el virus fue creado en un laboratorio, 82 experimentaron malestar psicológico y 71 tuvieron trastornos de ansiedad.

  • El estudio concluye que estas creencias crean un aumento en la presión psicológica, lo cual se correlaciona con un aumento en los niveles de malestar emocional, trastornos de ansiedad y menor satisfacción con su trabajo y su vida (23).

  • Además, un estudio realizado en España determinó que durante la cuarentena aumentaron los índices de alteraciones perceptivas, experiencias paranoides, dimensiones depresivas (la depresión se divide en 4 dimensiones: anhedonia, anergia, discomunicación y ritmopatía o desregulación de los ritmos) y creencias seudocientíficas.

  • Al principio de la cuarentena se observó un aumento en la compra de papel higiénico, mascarillas y gel antibacterial, varios autores definen esto como un comportamiento obsesivo inducido por miedo, ansiedad y pensamiento mágico, otros autores indican que esto podría deberse a la necesidad de buscar control. Sin embargo, es innegable que la cuarentena ha tenido un impacto en la salud mental de la gente, las tasas de comportamiento gregario, pensamiento mágico y la percepción de estrés han aumentado en esta pandemia (24).

  1. McIntosh K. Coronavirus disease 2019 (COVID-19): Epidemiology, virology, clinical features, diagnosis, and prevention. In: Ted W. Post, editor. UpToDate [Internet]. Walthan, MA; 2020 [cited 2020 Apr 13]. Available from: https://www.uptodate.com/contents/coronavirus-disease-2019-covid-19-epidemiology-virology-clinical-features-diagnosis-and-prevention?search=covid-19&source=search_result&selectedTitle=1~150&usage_type=default&display_rank=1#H4014462337

  2. World Health Organization. Coronavirus (COVID-19) Dashboard [Internet]. 2020. [cited 2020 Apr 10]. Available from: https://who.sprinklr.com/

  3. Conference on Retroviruses and Opportunistic Infection. Rebroadcast: Outbreak of COVID-19 in China and the country’s response [Internet]. 2020 [cited 2020 Apr 13]. Available from: https://special.croi.capitalreach.com/arc/audD3b/o1

  4. CDC. Severe Outcomes Among Patients with Coronavirus Disease 2019 (COVID-19) — United States, February 12–March 16, 2020 [Internet]. 2019 [cited 2020 Apr 11]. Available from: https://www.cdc.

  5. CDC. Coronavirus Disease 2019 in Children — United States, February 12–April 2, 2020 [Internet]. 2019 [cited 2020 Apr 11]. Available from: https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/downloads/pui-form.pdf.

  6. Ministerio de Salud Pública. SITUACIÓN NACIONAL POR COVID-19 [Internet]. 2020 [cited 2020 Apr 11]. Available from: https://www.salud.gob.ec/wp-content/uploads/2020/04/INFOGRAFIA-NACIONALCOVID19-COE-NACIONAL-11042020-07h00.pdf

  7. World Health Organization. Report of WHO-China Joint Mission on Coronavirus Disease [Internet]. 2020. [cited 2020 Apr 11]. Available from: https://www.who.int/docs/default-source/coronaviruse/who-china-joint-mission-on-covid-19-final-report.pdf

  8. World Health Organization. Vías de transmisión del virus de la COVID-19: repercusiones para las recomendaciones relativas a las precauciones en materia de prevención y control de las infecciones [Internet]. WHO/2019-nCoV/Sci_Brief/Transmission_modes/2020.2. 2020 [cited 2020 Apr 11]. Available from: https://www.who.int/es/news-room/commentaries/detail/modes-of-transmission-of-virus-causing-covid-19-implications-for-ipc-precaution-recommendations

  9. World Health Organization. Preguntas y respuestas sobre la enfermedad por coronavirus (COVID-19) [Internet]. 2020. [cited 2020 Jun 23]. Available from: https://www.who.int/es/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019/advice-for-public/q-a-coronaviruses

  10. Ong SWX, Tan YK, Chia PY, Lee TH, Ng OT, Wong MSY, et al. Air, Surface Environmental, and Personal Protective Equipment Contamination by Severe Acute Respiratory Syndrome Coronavirus 2 (SARS-CoV-2) from a Symptomatic Patient. JAMA – Journal of the American Medical Association. American Medical Association; 2020.

  11. van Doremalen N, Bushmaker T, Morris DH, Holbrook MG, Gamble A, Williamson BN, et al. Aerosol and Surface Stability of SARS-CoV-2 as Compared with SARS-CoV-1. N Engl J Med. 2020 Mar 17;

  12. Cheng VCC, Wong SC, Chen JHK, Yip CCY, Chuang VWM, Tsang OTY, et al. Escalating infection control response to the rapidly evolving epidemiology of the Coronavirus disease 2019 (COVID-19) due to SARS-CoV-2 in Hong Kong. Infect Control Hosp Epidemiol. 2020;1–6.

  13. McIntosh K. Coronavirus disease 2019 (COVID-19): Epidemiology, virology, clinical features, diagnosis, and prevention. In: Ted W. Post, editor. UpToDate. Walthan, MA; 2020.

  14. World Health Organization. Situation Report-73 HIGHLIGHTS [Internet]. 2020 [cited 2020 Apr 11]. Available from: https://apps.who.int/iris/handle/10665/331686?search-result=true&query=situation+report+%2373&scope=%2F&rpp=10&sort_by=score&order=desc

  15. Liu J, Liao X, Qian S, Yuan J, Wang F, Liu Y, et al. Community Transmission of Severe Acute Respiratory Syndrome Coronavirus 2, Shenzhen, China, 2020. Emerg Infect Dis. 2020 Jun;26(6).

  16. Lauer SA, Grantz KH, Bi Q, Jones FK, Zheng Q, Meredith HR, et al. The Incubation Period of Coronavirus Disease 2019 (COVID-19) From Publicly Reported Confirmed Cases: Estimation and Application. Ann Intern Med. 2020 Mar 10;

  17. Woelfel R, Corman VM, Guggemos W, Seilmaier M, Zange S, Mueller MA, et al. Clinical presentation and virological assessment of hospitalized cases of coronavirus disease 2019 in a travel-associated transmission cluster. medRxiv. 2020 Mar 8;2020.03.05.20030502.

  18. Lipsitch M, Swerdlow DL, Finelli L. Defining the Epidemiology of Covid-19 — Studies Needed. N Engl J Med [Internet]. 2020 Mar 26 [cited 2020 Apr 11];382(13):1194–6. Available from: http://www.nejm.org/doi/10.1056/NEJMp2002125

FECHA DE ACTUALIZACIÓN: 3 DE NOVIEMBRE DEL 2020

FIGURAS
Comparte la Píldora de Información