Distanciamiento físico, mascarillas y protección ocular en la prevención de la transmisión de SARS-CoV-2: revisión sistemática y meta-análisis

¿Puede el distanciamiento social, las mascarillas faciales y la protección ocular prevenir la transmisión de la infección por COVID-19?

RECOLECCIÓN: JUAN FERNANDO VÁSQUEZ REVELO
REDACCIÓN:
MARÍA JOSÉ MORETA SAA, MD.
EDICIÓN: JOSÉ EDUARDO LEÓN-ROJAS, MD. M.Sc.
APROBACIÓN:
DR. DANIEL CASTILLO BELTRÁN, MD. ESP – MEDICINA INTERNA

Derek Chu. Department of Health Research Methods, Evidence and Impact, McMaster University, Hamilton, ON, Canada.

1 de junio de 2020

  • Los estudios no fueron aleatorizados y existe la posibilidad de que sufran de sesgos de memoria y medición.

  • En los estudios que evaluaban el distanciamiento social, varios no definieron distancias precisas, y el presente estudio equiparó el contacto directo con 0 metros de distancia. El impacto de las distancias de más de 2 metros no fue evaluado en ninguno de los estudios.

  • El efecto del uso de mascarillas faciales en entornos no médicos fue evaluado por pocos estudios.

  • Los pacientes COVID-19 representaron apenas el 25,9% del estudio (estudios COVID-19 n = 6674; estudios SARS y MERS n = 25697).

  • Existe heterogeneidad, con un estadístico I2 grande que es frecuente en los metaanálisis de estudios observacionales, sin embargo, los efectos fueron evidentes y clínicamente relevantes sobre todo en los estudios ajustados.

Los resultados del presente estudio son recomendables y completamente aplicables en nuestra población. El distanciamiento físico de al menos 1 metro previene la transmisión de la infección lo que certifica la implementación de políticas de distanciamiento físico. Adicionalmente, el uso de mascarillas faciales y de protección ocular son medidas bien aceptadas por la población en general, pero que requieren campañas masivas de información para que sean correctamente aplicadas y no representen un gasto de recursos necesarios en el ámbito hospitalario. Sin embargo, también existen desafíos como el acceso poco equitativo a equipo de protección adecuado, que deben ser solucionados mediante la aplicación de políticas que aseguren el acceso a este tipo de indumentaria. Desafíos adicionales incluyen las molestias que generan el uso continuo de equipo de protección (lesiones en la piel de la cara), comunicación menos clara y menor percepción de empatía.

El presente meta-ánalisis proporciona la mejor evidencia disponible al momento apoyando el hecho de que las políticas de distanciamiento social son fundamentales, que el uso de mascarillas faciales disminuye el riesgo de infección en cualquier ámbito y que la protección ocular podría aportar un mayor beneficio reduciendo el riesgo de transmisión de la infección por SARS-CoV-2. A pesar de todo esto, ninguna de estas intervenciones ha brindado una protección completa contra la infección, por lo que se requieren con premura ensayos clínicos aleatorizados, que analicen diferentes proximidades de distanciamiento físico y el uso de diferentes tipos de mascarillas faciales tanto en entorno médico como no médico, y aporten de esta manera una relación causal clara. El GRUPO COVID19EC recomienda enfáticamente el uso estricto de equipo de protección personal para los profesionales de salud que se encuentran en contacto directo o en proximidad significativa a pacientes con sospecha o diagnóstico de COVID-19 con un Grado de Recomendación 1A. Sugerimos que el profesional de salud no olvide, como demuestra este estudio, que parte vital del equipo es la protección ocular.

El grupo SURGE (Systematic Urgent Review Group Effort) realizó una búsqueda desde la inauguración de la base de datos hasta el 3 de mayo de 2020 en:

  • MEDLINE

  • PubMed

  • Embase

  • CINAHL

  • Biblioteca Cochrane

  • COVID-19 Open Research Dataset

    Challenge

  • COVID-19 Research Database (OMS)

    También

  • Servidores de preimpresión (bioRxiv, medRxiv y Social Science Research Network First Look)

  • Centros de recursos de coronavirus de The Lancet, JAMA y New England Journal of Medicine

Se incluyeron, sin restricción de idioma, estudios de cualquier diseño que evalúen la utilización del distanciamiento físico, mascarillas faciales y protección ocular entre individuos infectados y personas cercanas a ellos, para prevenir la transmisión de virus que causen COVID-19 y enfermedades relacionadas (SARS y MERS).

Se excluyeron revisiones narrativas, guías, comentarios, cartas al editor, estudios sin datos clínicos primarios, editoriales, estudios con resultados incorrectos, estudios con intervención incorrecta o ninguna intervención, duplicados y noticias.

Posteriormente se obtuvieron 172 estudios observacionales (cohorte o caso control), tanto en entorno médico como no médico, de 16 países y 6 continentes con lo que se realizó una revisión sistemática. No se identificó ningún ensayo clínico aleatorizado que cumpla con los criterios de inclusión y solamente se incluyeron 44 estudios comparativos en el meta-análisis.

Número: 44 estudios comparativos con 25 697 participantes

Grupos:

  • 32 estudios analizaron la relación entre la infección y la proximidad a individuos infectados.

  • 30 estudios se centraron en la asociación entre la transmisión del virus y el uso de distintos tipos de mascarillas en trabajadores de la salud, pacientes o ambos.

  • 13 estudios incluyeron la asociación entre la transmisión del virus y la utilización de protección ocular.

Pérdida en el seguimiento: N/A

Desde la inauguración de la base de datos hasta el 3 de mayo del 2020.

Distanciamiento físico ≥1 metro vs <1 metro:

  • El distanciamiento físico de ≥ 1 metro se asoció con un menor riesgo de transmisión del virus (estudios no ajustados n = 10736, RR 0.30, IC 95% 0.20 a 0.44; estudios ajustados n = 7782, Odds Ratio Ajustado [aOR]= 0.18, IC 95% 0.09 a 0.38).

  • La posibilidad de transmisión del virus con una distancia <1 metro es de 12.8%, mientras que a mayor distancia es de 2.6% (diferencia de riesgo [RD] 10.2%, IC 95% 11.5 a 7.5).

  • Por cada metro de distanciamiento físico el efecto protector incrementa 2.02 veces de forma significativa (cambio de 2.02 en RR por metro, IC del 95%: 1.08 a 3.76; p = 0.041).

Utilización de mascarillas faciales vs no utilización de mascarillas faciales:

  • La utilización de mascarillas faciales como N95, mascarillas quirúrgicas o mascarillas reutilizables de algodón en expuestos a individuos infectados pueden asociarse a un menor riesgo de infección (estudios no ajustados n = 10 170, RR 0.34, IC 95% 0.26 a 0.45; estudios ajustados n = 2647, aOR 0.15, IC 95% 0.07 a 0.34).

  • La posibilidad de infección sin el uso de mascarilla facial es de 17,4% mientras que con mascarilla facial es de 3.1% (RD 14.3 %, IC 95% 15.9 a 10.7).

  • Esta asociación es más fuerte en el entorno médico (RR 0.30, IC 95% 0.22 a 0.41) que en la población general (RR 0.56, IC 95% 0.40 a 0.79; p = 0.049).

  • La reducción del riesgo de infección es más fuerte con mascarillas N95 (aOR 0.04, IC 95% 0.004 a 0.30) en comparación con las mascarillas quirúrgicas o similares (aOR 0.33, IC 95% 0.17 a 0.61; p = 0.090)

Protección ocular (visor protector o gafas) vs no protección ocular:

  • La utilización de protección ocular asocia menor riesgo de infección (estudios no ajustados n =3713, RR 0.34, IC 95% 0.22 a 0.52; estudios ajustado n = 701, aOR 0.22, IC 95% 0.12 a 0.39).

  • La posibilidad de infección sin protección ocular es de 16.0% mientras que con protección ocular es del 5.5% (RD 10.6%, IC 95% 12.5 a 7.7).

Resultado principal:

  • El distanciamiento físico de 1 metro o más se asocia a una menor transmisión de virus e infección.

  • El uso de cualquier tipo de mascarillas faciales disminuye el riesgo de infección tanto en el personal de salud como en el público general.

  • La protección ocular podría aportar un beneficio adicional en la prevención de la trasmisión del virus e infección.

Pruebas estadísticas utilizadas: Metaregresiones univariadas de efectos aleatorios, utilizando la máxima verosimilitud restringida, Odds Ratio Ajustada (aOR) y Riesgo Relativo (RR).

Chu DK, Akl EA, Duda S, Solo K, Yaacoub S, Schünemann HJ, et al. Physical distancing, face masks, and eye protection to prevent person-to-person transmission of SARS-CoV-2 and COVID-19: a systematic review and meta-analysis. Lancet (London, England) [Internet]. 2020;6736(20):1–15. Available from: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/32497510

¿Quieres saber cómo se encontró este artículo?

Revisa el Protocolo Metodológico de COVID19EC que se encuentra en la página principal 

Comparte la Píldora de Información